Las realidades del vivir cotidiano vistas con humor, no dejan de ser realidades pero son más amables. La sociedad está llena de héroes desconocidos, a ellos quiero dedicar mi atención. La poesía tendrá aquí un pequeño espacio.

jueves, 11 de octubre de 2007

EL PODER ANTIOXIDANTE DE LOS CAMPIÑONES


Un nuevo estudio proclama el poder antioxidante de los champiñones y su papel esencial en el sistema inmunológico.
El mayor beneficio de los champiñones radica en la ergotioneína, capaz de aumentar la eficacia con que el oxígeno interviene en el metabolismo.





Este humilde ingrediente de ensaladas y guisos se reivindica ahora como potente antioxidante y esencial para el sistema inmune. Investigadores chinos y estadounidenses afirman que es la fuente natural más rica en ergotioneína.


Un estudio publicado en la revista Journal of Nutrition da fe del potencial antioxidante de los rústicos champiñones (Agaricus bisporus) y apunta que el beneficio que su consumo conlleva en la salud podría trasladarse al ámbito de la inmunidad y los cánceres.


El mayor beneficio de los champiñones sobre la salud, suscriben los autores, radica en la ergotioneína, un aminoácido de origen vegetal que abastece de energía (ATP) a las mitocondrias celulares, aumentando el grado de eficacia con que el oxígeno interviene en el metabolismo. El resultado es una mayor producción de CO2 y menor fabricación de ácido láctico. A la par, la ergotioneína actúa en el organismo como poderoso antioxidante, cuyos efectos son particularmente apreciables en el hígado, el cristalino de los ojos y los glóbulos rojos (protege a la hemoglobina de la oxidación).


Si una de las fuentes más características de dicho aminoácido es el germen de trigo, Wu y colaboradores han mostrado en su trabajo que los champiñones poseen doce veces más ergotioneína que el subproducto cereal.

24 comentarios:

claudia dijo...

hola franchuuuuu
gracias por esta información, ahora voy a tener una buena excusa para gastar un poquitin de más ya que aca en argentina los champignones salen bastante caros, y a mi me encantaaaan
y la verdad, yo que tengo una anemia hereditaria, y mis antecedentes, que imagino ya los conocés, me viene muy bien saberlo, es como tomarse un remedio con placer!
querida fran, gracias siempre por tus mensajes, y si, mi motor es el amor, de muchas maneras,aunque te confieso, que todavía y a mi edad, no pude entender esa palabra completamente... y el de mis últimas poesías, no correspondido :(
jeje
no importa, lo bueno de todo es que uno sigue inspirándose, y eso es lindo
besos corazón, y muy buen fin de semana!!! :)

abuelonet..com dijo...

Amiga Francisca, por haber estado cerca de quince días sin ordenador por averia del mismo no he podido estar en tu página, hoy gracias a otro nuevo me pongo en tus manos.
Un abrazo de María y mio.

Leodegundia dijo...

Muy interesante el artículo, con tantos estudios que se hacen ahora sobre los alimentos de toda la vida, se descubren sus beneficios para la salud. Yo lo siento porque ni setas ni champiñones me gustan.
Buen fin de semana.

Toupeiro dijo...

Me voy a poner morado de champiñones

almena dijo...

¡vaya buena noticia! porque encima me gustan! y porque encima no engordan!

:)

Beso!

Luli dijo...

Sus propiedades antioxidantes protegen de enfermedades degenerativas.

Gracias Amiga por este texto tan completo.

Besos

fernando dijo...

Además, de estar buenísimos tiene todas esas cualidades. Entonces, queda claro hay que comer más champiñones. A mi me gustan mucho con jamoncito.

un beso.

Angie Sandino dijo...

Hola Francizca, que gustazo conocerte y venir a dar a tu blog, también puedo decir con mucho gusto que para mi buena suerte, me encantan los champiñones, y que los naturales en ensalada son deliciosos... si a esto sumas los poderes que mencionas como antioxidantes, pues que mas quiero...

Te estoy linkeando a mis lugares por donde paseo en mi blog para asi poder seguirte conociendo y no perderte de vista...

Besos y que tengas una hermosa semana!

Chien dijo...

Uuuuh se me han antojado unos champiñones rebosado en aceite de oliva… aaahhh

Hola hola.. pasando por aquí a conocer y a salur…
Buen blog… seguiré conociendo y por acá estaré regresando…

abuelonet..com dijo...

A ti Francisca, aunque sean pasados bastantes días te deseo hayas pasado en feliz día de tu Santo Nombre, no lo he podido hacer en su día por haber estado estropeado mi ordenador.No creas que te habiamos olvidado,no, siempre estás con nosotrps.
Muchos besos de María y mios como un buen regalo de dos amigos.

lanobil, dijo...

Las mitocondrias de mi pareja deben de estar todo el día dormidas, porque no puede ni oler los champiñones. Tendrá que buscarse otra fuente de energía celular. ¿El chocolate no tendrá esos aminoácidos?
Un saludo y espero que puedas visitarme.

vegaspes dijo...

Me voy a ventilar hoy un platazo como la mesa de la cocina :D a tu salú :)

Miguel B. Núñez dijo...

me encantaba ir al bosque a por setas.. pero disfrutaba sólo con mirarlas... a ver si me sube alguien!

saludos!

Sol dijo...

Nunca había oído de este amino ácido. Me resulta interesante que siendo de origen vegetal se encuentre en un hongo.

Como siempre, un gusto leerla.

Saludos.

Monica dijo...

Querida Fran, buena noticia me has dado, soy una comedora de hongos hechos en las más diversas formas.
Acá como te comenta Clau los hongos frescos son un poco caros, pero bien vale darse el gusto y ahora que se que encima me hacen bien, lo haré más seguido.
Recién volví de un pequeño viaje, fue muy bonito, cuando quieras pasá a visitarme y lo ves.
Muchos besos

Franziska dijo...

Claudia, nadie puede entender lo que nos sucede cuando nos enamoramos. Sabemos lo que sentimos nosotros pero estamos lejos de comprender que puede estar ocurriendo en la otra frontera. No sé si estaré equivocada pero he llegado a la conclusión de que cada persona vive su amor de un modo diferente entonces ¿cómo se puede llegar a comprender? Nuestra especie lo complica todo. Tienes suerte si sabes exactamente qué te mueve a ti.

Juan Luis dijo...

La verdad es que están riquísimos... y más a estas horas en las que escribo.... uff..
¡Que ganas de antioxidarme!

cucoalmeria dijo...

Ricos, ricos, pero hay que saber cuales son los venenosos para no comerlos. Un saludo.

Kety dijo...

no quisiera ofenderte con mi observación, todos tenemos fallos, pero falta la "h" en champiñones.

A pesar de todo, muy buena información, habrá que comer más champiñones, por eso del antioxidante, y prevención al envejecimiento. :-)(

Un abrazo

Si consideras alguno en el mío, no dudes en decírmelo.

abuelonet..com dijo...

Hola Francisca, no creo haya intervenido la mano negra del hombre, para mi ha de ser obra de la naturaleza que nos da a veces cosas increibles para nosotros.
Un abrazo para ti y familia.

abuelonet..com dijo...

Amiga Francisca, se que todos mis amigos habeis contentos por saber de mi y mi retorno.Es cierto que me ha hecho sufrir esos 15 días sin hacer nada, no me llenaba otra cosa distinta al internet, ese gusanillo te roe que te roe no te deja, en fin ya todo ha pasado.
Se que eres una buena amiga como que vives en Alcalá de Henares, los amigos de verdad no se olvidan nunca.
El 31 de este mes llega la operación de la catarata, no se si podré cojer el ordenador o no por la luz del mismo, pero ya te diré cuando pueda como me ha ido.
María un día mejor y otro mal, un abrazo de ella y como no de este aabuelo.

Franziska dijo...

¡Tiene gracia! Todavía me estoy riendo, querida Kety: resulta que tú eres la única que ha visto el error o la única que se ha atrevido a decirlo. ¿Cómo me voy a molestar? Faltaría más... Lo que más me sorprende es la cantidad de veces que habré visto el título sin leerlo realmente. Cosas de la vejez.

Kety dijo...

Hola Franziska, no sabes el peso que me has quitado de encima.
Después de enviar el comentario me arrepentí por miedo a que te molestase.
Veo que te lo has tomado con filosofía. Gracias
Un abrazo
Kety

Anónimo dijo...

¡Qué ricos los champis! Es rara la semana que no los como de alguna manera. Ahora mismo tengo media bandeja en la nevera. ¡Y encima tienen esas propiedades nutritivas!
Un saludo de Aprendiendo!

Evaristo Valle