Las realidades del vivir cotidiano vistas con humor, no dejan de ser realidades pero son más amables. La sociedad está llena de héroes desconocidos, a ellos quiero dedicar mi atención. La poesía tendrá aquí un pequeño espacio.

lunes, 28 de enero de 2008

Repartir era un credo de fianza

He viajado tantas veces
en trenes de tercera,
sin maletas, en compañía sólo
de una humilde fiambrera.

Al fondo, se veía a mi lado la esperanza.
Compartimos las dos mi fiambrera:
repartir era un credo de fianza
para viajar en trenes de tercera.

¡Esperar tras la noche un nuevo día
en aquellos escuálidos vagones
dejando que tu vida la movieran los raíles
que nunca a encontrarse llegarían!

Hace tiempo que ya no circulan
los incómodos trenes de tercera
con su carbonilla en los cristales,
el alegre zumbar de la locomotora

¡Y sus asientos corridos!

Es verdad que perdí mi vieja fiambrera
pero, a cambio, soy dueña de maletas.

Los fracasos, los miedos,
los odios, los rencores
que, a mi paso, salieron de uno en uno
los he ido, poco a poco,

arrojando al vertedero.

Para mis maletas nuevas
no quiero los desperdicios
¡Qué yo las quiero repletas
de trajes de ilusión,

de brillantes zapatos de charol,
y chancletas de colores
que rían con buen humor.


Alcalá de Henares, 8 de Noviembre de 2007
Raitán

23 comentarios:

carlota dijo...

Muy bueno, Franziska: es que eso exactamente es lo que hay que hacer con las maletas llenas de malas cosas,,,tirarlas. Un beso grandote.

almena dijo...

Así es como tenemos que hacer nuestro viaje... ¡fuera lastres!

:)

Un besazo, Franciska

Leodegundia dijo...

Muy bueno y simpático este poema, te felicito.
Un abrazo

ItoCuaz dijo...

Las imágenes del final son bastante emotivas... las chancletas viejas, gastadas, de colores!!! Lástima que acá en México ya no haya trenes. Se piensa tanto sobre los ríeles...

PIER BIONNIVELLS dijo...

Me gusta..... hoy me llenas de positivismo.. y mucha energia..Observo como las ilusiones traspasan cada linea que hoy nos regala..

Adios fiambrera..
Bienvenida maletas bienvenida la alegria...

abrazos..

LA MARSUPIAL dijo...

Pucha Fran! que eres chora!!
Espero que no te moleste que te llame Fran. (por si acaso, en mi blog tengo un diccionario de chileno/español... jajaja)

Cigarra dijo...

¡Qué gozada, Franziska, siempre vital y tirando p'alante! Di que si, tu maleta cada vez está mas llena de colores y alegría.
Sobre el concierto de mañana en el Beatriz Galindo, yo soy optimista, pero ni así creo que llenemos la sala. Ojalá. Supongo que con llegar con 10 o 15 mn de antelación tienes sitio sin problemas, pero de todas formas, estando yo allí, tu tienes sitio seguro ¡Aunque fuera entre bastidores!

fernando dijo...

Muy bonito dicho. Hay que cargar las maletas llenas de ilusión. Besos.

Julieta dijo...

Muy bueno,Franziska ,tenemos que llenar nuestras maletas con sueños e ilusiones .Ya les dije a mi familia ,cuando vean que ya no tengo ilusiones llévenme al médico!!!

Kety dijo...

Buena forma de decir adiós al pasado y un hola optimista al presente y futuro.
Creo que quieres decir mucho.
Un abrazo

Angie Sandino dijo...

Me robo estas letras justo al emprender este viaje, dejando el mal humor y los atrazos en este presente que sera pasado en un rato mas...

Un abrazo desde miami rumbo a casita!

Abuela Ciber dijo...

Que recuerdos gratos me traen estos sentires tan hermosamente expresados.
Recuerdo nuestro viaje a Paysandu y luego Salto con los niños, de regreso la preciosa locomotora se rompio, asi que trajeron lo que habia a mano ¿ y que era?, una hermosa locomotora a carbon toda negra con pulidos bronces de adornos.
Se paso todo el viaje pitando cuando pasaba por parajes amigos diciendo muy orgullosa, soy del otro siglo pero miren lo que traigo conmigo, que élite de vagones!!!!

La interrogación dijo...

Ya no hay trenes de esos. ¿Carbonilla? Ahora todo es acero pulcro y blanco, trenes sin ruido, sin vaivén.

claudia dijo...

amo los trenes...iván también
vivo no muy lejos de una estación, cuando el viento es el adecuado, se escucha por la noche, en el silencio...

abrazo mi querida fran
vuelvo pronto :)
claudia

Monica dijo...

Bello fran , me encantó, así es...lo malo hay dejarlo atrás y llevar en nuestra maleta (corazón ) sólo lo bueno.
Sentiremos el viaje más placentero y viajando ligero, sin peso, nos parecerá otro el camino.
Me gusta comparar la vida con un recorrido en tren, cuando trabajaba prefería caminar unas cuantas cuadras pero volver a casa en tren, me gusta el sonido, me permite soñar.
Besotes maja

Adry dijo...

Nada de basura...

Y que se te quiere...

Y que haces una diferencia en el mundo...

Un abrazote

LA MARSUPIAL dijo...

Hola Fran... para decirte que mi nueva direccion es

www.lamarsu.blogspot.com

Cariños

Toupeiro dijo...

Las maletas siempre llenas de optimismo y buen humor.
Lo malo se va colando como el polvo y como tál hay que tratarlo.
Un beso.

Sol dijo...

Es muy musical, me gusta!
Beso grande.

Maria Jesús dijo...

Hola Francisca!

Soy nueva en esto de los blogs y no he encontrado en el mensaje ninguna opción de Responder. Así que, te respondo directamente a tu blog.
La pregunta que me haces es muy íntima... pero intentaré responderte lo mejor que pueda. En primer lugar, gracias por tu comentario.
En segundo lugar, ahí va mi respuesta.
Trabajar con el arcángel Uriel, abrirá las puertas al Reino de las Hadas. Para ello, a través de un buscador de internet, puedes encontrar oraciones al arcángel Uriel. Uriel es el ángel de los cambios trascendentales, aquellos que te hacen evolucionar, ampliar tu visión de la vida, crecer, aquelles que te enriquecen, aunque sea a cambio de superar alguna prueba, con todo lo que ello implica. Así, que si crees que ahora es el momento del cambio, invócale. Y, tranquila, él guiará tus pasos, él o ellas, las hadas. En cierta manera, sentirás en lo más profundo de ti su cálida presencia a través de tus pensamientos. Yo, desde que las sentí, soy capaz de interpretar las cartas del tarot a parte de cambiar mi perspectiva sobre ciertos temas de la vida. Actualmente, estoy realizando un curso de videncia y ángeles con una de las más prestigiosas y profesionales de la videncia de mi ciudad, Lleida. En mi página web (en construcción)voy a hablar de espiritualidad -entre otros temas- (cuando esté lista, te avisaré). Para acercarte a los guías, te aconsejo: Alas de luz,de Rosetta Forner. Ella tiene varios libros de hadas (entre ellos, Cuentos de hadas para aprender a vivir o también La danza de amor de las hadas, los cuales te recomiendo). Otro libro para mí imprescindible es: Los ángeles al alcance de todos, de Kabaleb y Soleika Llop.
Espero que te sirva mi respuesta, voy a seguir visitándote.
Te envío energía positiva, mi paz y mi luz.
Besos

María Jesús

YEL dijo...

Hola Franziska,

Me gustó sobre todo el tono “optimista y luminoso” de la parte final de su poema.

Muchos saludos.

Maria Jesús dijo...

Excelente poema sobre la necesidad de renovación y cambio y sobre la conveniencia de dejar atrás todo lo negativo.
Es un placer leerte.

María Jesús

vegaspes dijo...

"...los raíles
que nunca a encontrarse llegarían!"

¡Más nos vale! Ha sido lo primero que he pensado ;)

Me gusta el poema.

Evaristo Valle