Las realidades del vivir cotidiano vistas con humor, no dejan de ser realidades pero son más amables. La sociedad está llena de héroes desconocidos, a ellos quiero dedicar mi atención. La poesía tendrá aquí un pequeño espacio.

viernes, 9 de noviembre de 2007

El humor de Petra Contreras


Hasta ahora he sido seria.
Más seria que una bisagra.
Pero, a partir de ahora,
me voy a reír, señores,
de todo cuanto haga falta.
Si es necesario, de mi misma
y empezaré sin tardanza.

Es que yo no me comprendo.
Cuando era niña, era lista:
casi un fenómeno, creo;
pero me entraron las prisas
por conseguir mi chavola
que me casé sin pensarlo
con mi vecino Eduardo.

Elegimos nuestro piso
en un lugar de improviso:
a veinte leguas del metro
y a un paso del Aeropuerto.
Y hay que reconocer
queda dentro del estruendo
y de Madrid queda lejos.

Siempre infalible y exacto,
a las 4,35 volaba un temible reactor.
Me despertaba temblando de ira.
Me acordaba del ministro,
de toda su parentela

y lamentaba muy seria
que no hubieran trasladado
a esta hermosa periferia:

al Ministerio de Fomento,
al Palacio de la Zarzuela,
a la Comunidad de Madrid,
a su excelentísimo Ayuntamiento,
y a los Servicios Sociales
de la señora Botella.

Puse todos mis ahorros
para comprar un sofá
de color verde ceporro
que decoré con cojines de ganchillo
y un cenicero amarillo.
Porque el amarillo era el símbolo
de la fidelidad conyugal,

compré una colcha amarilla.
Amarillos los cojines,
las mantas y los manteles;
las sábanas y toallas;
amarillas, las paredes.
Y Eduardo me decía:
En esta casa

–para que todo esté en juego-
sólo a un chino,
se echa de meneos.
-No exageres:
aún nos falta una sopera,
un armario en el pasillo
y una nueva encimera-.

Siempre fui más fiel
que la balanza romana
Pero… preguntarle a Eduardo.
Su peso se desnivela
como una locomotora
que avanzara traidora
por la calle de Serrano.

De mi mucho discurrir
fue muy duro colegir
que de mi fecunda cabeza
a Eduardo sólo el pelo le interesa.
Y yo tuve poco pelo, poco seso,
y menos sentido común
del que fuera necesario

para salir de mi armario
el día que me escondí en él
para ver qué sucedía
entre Eduardo y la rumana María.
¡Qué gracioso mi Eduardo
haciendo el oso
y otras mil monerías!

Pero, sobre todo, hablando en caló rumano
yo lo encontré en más desuso
que un paraguas en verano.
Llegó un momento, os juro,
llorando estaba de risa
y sin poder contenerme,
fui y me mee en sus camisas.

¡Qué gracioso mi Eduardo
caminando a cuatro patas
para terminar diciendo
que había perdido su bata!
Pero, Eduardo ¿Qué estas diciendo?
Tú nunca has tenido bata…

-Eduardo, no te apures
que ahora lo arreglamos todo
entre mi menda y María la asistenta.
Y si ella está de acuerdo,
en el traspaso de tu uso y tu persona,
se lo cedo muy barato
y el cenicero amarillo,

con gusto se lo regalo.

En mi tierra, dijo la rumana
–en un castizo lombardo-
se devalúan las cosas
que son de segunda mano.
Con lo que pagó por ti
me compré una cantimplora,
unas chirucas y un bolsita de chufas.

Y airosa me marché
a lucirme en el café
de aquel poblado
de absorción tardo-romano
a contarle a mis amigos
que ya habíamos terminado.

La lección de este enorme drama humano
es que un hombre,
cualquier hombre,
-eso no importa-
sólo ama a una mujer
cuando no tiene otra más a quien amar.



Raitán
Alcalá de Henares, 25 de febrero de 2007


24 comentarios:

carlota dijo...

Hola Franciska: ¿eres asturiana? mi padre es asturiano, pasábamos los veranos en Luarca. El vivió allí, en Infiesto y en Llanes, y estudió en Oviedo. Yo también hice allí la carrera. Me encanta Asturias y su gente, bueno, como que soy mitad asturiana. Oye, la historia supongo que es de Petra, ¿no? Me ha parecido divertidísima. Un abrazo.

Franziska dijo...

Sí, Carlota soy una asturiana desterrada: vivo en la Comunidad de Madrid. Pero creo que es mejor así porque de este modo, siempre tengo un paraíso al que retornar.

En mi blog puede leerse: "Humor, sociedad y poesía". El pobre humor es el gran ausente así es que mi colaboradora, la señora Contreras, será la encargada de mantener viva la sección. Hay que reconocer que ya tiene sus añitos y unos puntos de vista un tanto peculiares y que su humor es un poco ácido, algo corrosivo.

Luarca es un lugar precioso pero, además, -y aunque pueda parecer un poco pretencioso- es una tierra tan hermosa que a mí me tiene enamoradísima: ya se sabe que el amor es ciego. Un abrazo.

claudia dijo...

siiiiiiiiii, jajaja el amor es ciego, y debe ser también sordo y mudo en mi caso!!!
hola amore de mi vida!! aca llueve muchiiiisimo, me parece que el agua me está limpiando un poquito las tristezas
me encantó este poema tan peculiar, jajaja, muy lindo

te quiero mucho bonita fran! :)
hasta prontito, y ...escribime cuando quieras, si? yo , este finde te voy a escribir!
besooooos
claudia

fernando dijo...

esta historia me recuerda a la historia del cornudo y encima apelado. Siempre es bueno el humor y hacernos reír.

un beso.

Angie Sandino dijo...

Que simpático escrito, todo el lleno de rima y rimbombancia... ah que caray con Eduardo y sus fidelidades de aplanadora, ja,ja,ja...

Un besote!

Monica dijo...

Querida Fran, me has hecho reir, me lo imagino a Petra festejando después de haberse sacado de encima al infiel de Eduardo, con lo amorosa que había estado ella comprando tantas cosas amarillas para preservar la fidelidad.
He aprendido que el amarillo no sirve, voy a tener que recurrir a otas cosas, jaja..
Tenés mucha razón el humor es bueno, reirse un poco todos los días es sanador.
!!Bonito Fran bonito !!!!
Besos

Marina Pastor D dijo...

Fanziska querida:soy Marina,espera,
no sabes lo que me has hecho reir con el relato del blog y mira no estoy para broma con la vacuna,pero entré al blog para darte las gracias por tus elogios a mi poesía y mira ne animaste un poquin "en Asturiano".
Sigue así de salada.
Abrazos.
Marina Pastor D

almena dijo...

jajajajajaaaa
así, como Petra, tomarlo todo con buen humor y extraer de cada contratiempo una moraleja final.

:)

Un beso!

Leodegundia dijo...

En cuanto al amor que sientes por Asturias, aquí no vale eso de "el amor es ciego", esta tierrina es tan bella que el amor por ella está totalmente justificado, :-) te lo dice otra asturiana.
Jaja, no hay nada como tomarse las cosas de la vida con ese humor salpicado socarronería tan típico de nuestra tierra.
Un besín, neña.

Toupeiro dijo...

Has salido muy atractiva en la imagen del sidebar con tu vestido de madera.
Hemos tenido problemas informáticos, si quieres visitarme o cambiar la dirección de enlace pulsa Aquí

Apolonio-de-Rodas dijo...

Muy bueno, ¿y donde dices que puedo colocar a mi santo, aunque sea de saldo?
Un saludo

Franziska dijo...

Apolonio de Rodas, le paso tu consulta a la señora Contreras por si te puede hacer alguna sugerencia pero me temo que le faltarán datos.

Esta señora Contreras es muy aficionada a fantasear, no hay que hacerle demasiado caso. Ella asegura que ve el punto divertido de ciertas situaciones pero que jamás cuenta nada personal.

Un abrazo.

vegaspes dijo...

Buenísimo. Me ha encantado.
Siempre me ha gustado en color amarillo pero creo que a patrir de ahora cuando vea algo amarillo en mi cuatro me acordaré de esta entrada.
Que el amarillo da mala suerte... :P

ovejavieja dijo...

me apunto a tu blog...

mario dijo...

ja ja ja... por momentos me ha recordado las letras de mi admirado Javier Krahe. Que no nos falte el humor, aunque sea de regusto agridulce. Por cierto, coincido que Luarca es uno de esos paraisos a los que regresar constantemente en la vida (pero digamoslo en voz baja para que no nos lo jodan). Un abrazo

Cigarra dijo...

Estupenda Petra, dándole puerta a Eduardo. Bien hecho, a enemigo que huye, puente de plata.
Y a Asturias hay que ir, pero como dice Mario, que no se corra la voz, que aquello se pone imposible.

La interrogación dijo...

jajaj, me ha sonado a sainete burlesco de esos que pocos saben o se atreven a hacer.

Besos

Luli dijo...

Jajajajajaja nunca habia leído algo con tanto humor y sensibilidad, goce cada letra, cada frase, espero que sigas en esta tónica!!!

Encantador, Besos

PIER BIONNIVELLS dijo...

Hola franzisca.. me asomo por este mundo para darte las gracias por viistarme..

Me ha gustado mucho tu post..

En mi pais se diria que nos cuentas una coplas. o un refran.. estoy equivocada?..
el caso es que me ha molado.. a veces el amor es ciego sordo y tonto. jajaja..

Abrazos..

Marina Pastor D dijo...

Hola francisca: Solo vengo a saludarte estoy mejor de la dichosa vacuna.
veo que Carlota tambien es Asturiana un saludo para ella y un abrazo para ti.

Marina Pastor D

Franziska dijo...

Mario algún tufillo te ha llegado a la nariz. El trabajo de la señora Contreras contiene dos máximas del libro de Jardiel Poncela, "Máximas, mínimas y otros aforismos" son:

-Lo único que le interesa a un hombre de la cabeza de una mujer es el pelo.
-Cuando un hombre ama a una mujer lo hace porque no tiene a otra a quien amar.
Voy a pegar este comentario en tu blog porque, de otro modo, se perdería mi respuesta y creo que merece la pena la aclaración.

Franziska dijo...

Gracias, Interrogación pero parece que los sainetes burlescos no están de moda: y es que esta humorista tiene muchos años y hay ocasiones en que no se entera de que los tiempos han cambiado. Con el sueldo que pago no encuentro a nadie que acepte la sección de humor.

Paz dijo...

Yo solo espero que este nuevo despertar que tenemos por la conservación de nuestro medio ambiente , sea oportuno , rápido y agresivo (en el buen sentido de la palabra) para su salvación !



Me encanta tu Blog .

Paz/

Derain dijo...

Vaya poema...si de mentiras poco y la verdad infiel se cuela hasta por los poros...
Digamos que me "llegó"...de alguna manera.
;)
Gracias por pasar por mi blog. El que actualizo más es "Las mentiras...",
por si ves de pronto que está medio atascado.
Yo también volveré.
Saludos.
Ah! Y gracias por el consejo, ya di un paso, a ver que sucede.
; )

Evaristo Valle