Las realidades del vivir cotidiano vistas con humor, no dejan de ser realidades pero son más amables. La sociedad está llena de héroes desconocidos, a ellos quiero dedicar mi atención. La poesía tendrá aquí un pequeño espacio.

sábado, 3 de noviembre de 2007

LA ROBOTICA: orgullo nacional de los japoneses

En el Museo Nacional de Naturaleza y Ciencia de Tokio se exhibe una exposición que se clausurará el próximo 27 de Enero de 2008, dedicada enteramente al desarrollo de la tecnología de los robots y autómatas humanoides.

Como todos sabemos, a los japoneses les encantan los robots y esto ha sido así desde siempre. El nacimiento de la moderna robótica japonesa, puede quedar establecida en 1928 cuando, en una exposición internacional, fue presentado en sociedad GAKUTENSOKU, un robot que arqueaba las cejas, podía escribir con fluidez y exhibía rasgos faciales de todas las razas aunque se accionaba por aire comprimido.


Gakutensoku, cuyo nombre significa “aprendiendo por razones divinas” fue ideado como un instrumento de diversión y entretenimiento.
Se trata de una exposición retrospectiva que hace un recorrido por la historia de la robótica en el Imperio del Sol Naciente, desde la realización de la primera máquina automática del Medievo hasta los más modernos diseños de autómatas humanoides, pasando por los robots que pueblan las historias de ciencia ficción, ofreciendo al público decenas de modelos fabricados en laminados metálicos y tornillería o en materias plásticas y transistores, tal y como han sido ideados por sus propios creadores.


La secretaria más eficiente
Una cara amistosa siempre es grata
La complicada vida de una estrella


¡He dicho que a la derecha!
¿Te puedo ayudar? No, muchas gracias
Original peinado Se ofrece experta en cocina: los mejores informes
Cantante solista busca grupo de música pop.

10 comentarios:

Monica dijo...

Fran, cuando pasate por mi blog, viste que había algo para ti ??
Estos japoneses son increíbles, siempre primeros en todo, pensar que después de la segunda guerra mundial Japón estaba en ruinas y ahora es una de las primeras potencias del mundo, creo que lo lograron con una forma de vida difícil, pero que a ellos les dió buen resultado.
Pensar que cuando hacen huelga, en vez de no trabajar, trabajan el doble, porque de esa manera perjudican peor al empresario.
Como siempre Fran, me encantan los temas que nos haces leer, siempre me dejás pensando y más de una vez me meto en Internet para seguir averiguando.
Besos

Monica dijo...

y gracias por lo que me escribes cuando me pasas a visitar, me hace sentir muy bien.
Más besos

FERNANDO SANCHEZ POSTIGO dijo...

Los japoneses han creado la mayoría de los robots del mundo. Se han especializado en este tema. El futuro parece que pasa por la robótica ...

besos.

Angie Sandino dijo...

Y pensar que antes se sospechaba como algo de ciencia ficcion, y ahora se incorporan poco a poco en nuestra vida...!

Mil besos...

MARINA PASTOR DIEZ dijo...

Querida amiga:Veo que no te entro mi comentario
´Mañana volveré a intentarlo.,4 corres y tampoco.
BESOS marina. "Esoigas del Alma"

Marina Pastor

Luli dijo...

Tu como siempre, mostrardo los últimos adelantos de la ciencia, me encanta venir a verte porque hay una nueva sorpresa.

Mi beso

Franziska dijo...

Fernando, la robótica ya no es el futuro está ya en nuestras vidas. Es una revolución silenciosa pero que avanza de manera implacable. La recuerdo como la primera culpable de la destrucción de millones y millones de puestos de trabajo empezando por nuestro ordenador (que tanto nos gusta); en los departamentos de contabilidad de las empresas, había trabajo para un grupo importante de hombres que se encargaban de tener al día las cuentas y la facturación: han sido substituidos por un ordenador y algún empleado; lo mismo ha pasado en la banca: se ha llegado a jubilar a personas de 55 años -en cantidades masivas-; en grandes compañías, como Telefónica las plantillas se han reducido drásticamente; en la fabricación de automóviles son los robots los encargados de las tareas de soldadura, pintan, ensamblan y ajustan las piezas; cuando llamas a una compañía, generalmente, te conectas con un robot; el contestador y los cajeros automáticos; están robotizados también las conducciones del metro y de los trenes; es un robot la máquina que nos hace las fotografías para los carnés, etc., etc. A mi, hace años, que este proceso me espeluzna. Si he sacado el tema ha sido para ver si hay alguien preocupado. Todas estas máquinas que hacen más fácil la vida del hombre, en mi opinión, terminarán convirtiendo al hombre en otro mecanismo. Y como el pueblo japonés está haciendo unas invenciones que se relacionan más con el aspecto humanoide, terminaremos teniendo secretarias como las de la foto, y si no al tiempo. Hay muchos más ejemplos pero voy a finalizar.

Toupeiro dijo...

Yo quiero un ROBOT que me ordene los libros en las estanterías, que los encuentre y me los traiga en pocos segundo cuando así se lo ordene; que me pase la aspiradora y haga la comida; que me quite las malas hierbas en el jardín; que no rechiste ni reproche; que me de ánimos y me aplauda cuando subo un puerto exhausto; que...que...que...; que no coma ni se averíe ni coja vacaciones.
y por supuesto, que me enseñe a hablar japones.
Ahora en serio ¡si, me preocupa!
Entre robots y esclavos del tercer mundo no veo un futuro maravilloso para la humanidad.

duarte dijo...

Es verdad, Franziska: los robots llevan mucho tiempo entre nosotros, lo que ocurre es que pasan desapercibidos porque no se parecen a nosotros. Lo que a mí me resulta interesante es preguntarme por qué queremos que se parezcan a los humanos o a los perros o a los gatos... Y es algo que se pretende con mucha vehemencia, creo.
Saludos mil.

Anónimo dijo...

Toupeiro, pero si te has vuelto pesimista. Andas en compañías poco positivas y además la autora de este blog siempre anda buscándole seis pies al gato cuando, de sobra, sabes tú que tienes sólo cuatro.

Evaristo Valle