Las realidades del vivir cotidiano vistas con humor, no dejan de ser realidades pero son más amables. La sociedad está llena de héroes desconocidos, a ellos quiero dedicar mi atención. La poesía tendrá aquí un pequeño espacio.

martes, 27 de noviembre de 2007

Mundo curioso: Segunda parte

Atravesados en la carretera

Con su cría a la espalda, una madre simia atraviesa una carretera en el centro de Nueva Delhi, en la India. En este país la presencia en la ciudad de un grupo importante de individuos, comienza a ser motivo de preocupación ya que el comportamiento de los primates es cada vez más violento. Alejar a los simios del centro de la ciudad es, sin embargo, muy difícil porque, para la cultura india, son seres prácticamente divinos, ya que se les considera una manifestación de Hanuman el dios simio que representa la fortaleza.

DANZAS DE MASCARAS EN LAS ISLAS FILIPINAS

Un grupo de bailarinas se coloca las máscaras antes de la representación de un espectáculo en Manila durante el Festival Kalesa que atrae todos los años a millares de turistas ávidos de contemplar el espectáculo.

PAPAGAYO DE LAS ISLAS COOK
Este ejemplar de papagayo corresponde a una especie que se había considerado como extinguida hace ya doscientos años. Recientemente, se han encontrado en la Polinesia francesa algunos ejemplares que han sido trasladados a Atiu, en la isla de Cook.

BAILES DE ORIENTE
Un grupo de danzarinas chinas se exhibe durante un espectáculo musical, se trata de las "Xiang Girls" en Changsha, en la provincia china de Hunan. Lo más llamativo es el aire desenfadado de los rostros en un país que nos tiene acostumbrados a la excesiva compostura en los gestos.

EL VERDADERO COLOR DEL CAFE

En costa Rica un campesino selecciona los granos de café en una plantación de las laderas del volcán Poas, situado al noroeste de la capital, San José.


granos de café

9 comentarios:

Angie Sandino dijo...

Que ternura la foto de la carretera con el animalito y su cria a cuestas... y el colorido de las mascaras y danzas japonesas...único!

Un beso!

carlota dijo...

Me encantó, y apenó al mismo tiempo, ver a la mamá mona con su bebé bien agarradito...¿cuántos no acabarán atropellados, por mucho que se les considere sagrados? Gracias, Franziska, por estos posts...llenos de colorido e información. Besos.

Toupeiro dijo...

Soy CAFE adicto
¡Que monos más monos!
Muchos besos.

entre-horas dijo...

Me ha molado un monton, ver a la monita con el pequeñin.. Los animales no me dejan de sorprender.
Es como si fuese yo misma en una carretera con mi sobrino de la mano cuidandole protegiendole.

Lo de los papagayos me parece nais que aún se encuentre algunos existiendo en esta tierra.. solo espero que puedan seguir multiplicandose y no se les pierda el rastro.

Como siempre un buen post.

abrazos.

PIER BIONNIVELLS dijo...

Me ha molado un monton, ver a la monita con el pequeñin.. Los animales no me dejan de sorprender.
Es como si fuese yo misma en una carretera con mi sobrino de la mano cuidandole protegiendole.

Lo de los papagayos me parece nais que aún se encuentre algunos existiendo en esta tierra.. solo espero que puedan seguir multiplicandose y no se les pierda el rastro.

Como siempre un buen post.

abrazos.

PIER BIONNIVELLS dijo...

lo siento he publicado el comentario 2 veces me he hecho un lio.. jajajja

Monica dijo...

Fran las fotos son hermosísimas, ver el color de los frutos del café, la tenura de la mamá mona, las máscaras, bello, bello Fran.
Eso de que la conducta de los monos está cada vez más agresivas, no será porque el mundo entero vive una etapa de agresión y ellos nada más la imitan.
Besotes

Maria dijo...

Que ganitas tengo de pillar un avion. Fijate como son las reacciones de la gente, al ver estos dos posts he decido ir a comprar loteria, yo, que pienso que comprar loteria es tirar dinero al río. ¡que cosas!

Maria dijo...

Por cierto la semana pasada se llevaron un montón de macacos fuera de la ciudad y al dar la noticia aprovecharon para enseñarnos lo traviesos que pueden llegar a ser cuando se meten en las casas. Todo un documental.

Evaristo Valle