Las realidades del vivir cotidiano vistas con humor, no dejan de ser realidades pero son más amables. La sociedad está llena de héroes desconocidos, a ellos quiero dedicar mi atención. La poesía tendrá aquí un pequeño espacio.

martes, 14 de agosto de 2007

Temas pendientes

Los datos de los estudios internacionales en torno a la educación (Pisa, Eurydice) colocan a los alumnos finlandeses entre los más preparados del mundo.

Finlandia es un pequeño país democrático que destaca por sus altos índices de igualdad social. Si se tiene en cuenta que en las dos evaluaciones de PISA (Programa para la Evaluación Internacional de los Alumnos) el factor más importante de los resultados de los alumnos, es el nivel socioeconómico y cultural de las familias, tenemos una de las claves del éxito de los alumnos finlandeses.
Un dato muy significativo es que el 55% de las familias finlandesas se consideran los primeros responsables de la educación de sus hijos (en España un 15%), esto es porque participan activamente en ella gracias a las medidas de conciliación laboral y familiar que existen en ese país.
A esto se suma: el apoyo cultural del estado con una amplia red de bibliotecas públicas; la potenciación indirecta de la lectura y los idiomas que proporciona la televisión en Finlandia: no se dobla ningún programa ni película extranjera por lo que, desde muy pequeños, los niños se familiarizan con la lectura rápida y con otros idiomas; el elevado índice de lectura (87% de la población); y la difusión de prensa más alta de Europa.
Profesorado con gran autonomía y en permanente formación. Pueden escoger sus libros de texto o prescindir de ellos; enseñar dentro o fuera de las aulas; reunir a los niños en grupos grandes o pequeños.
La sólida y duradera formación de los profesores en Finlandia es una de las claves más importantes del sistema educativo. La profesión de docente es una de las más prestigiosas en el país.
En 1980, para elevar el nivel educativo del país se recurrió a la medida estratégica de comenzar por elevar la formación de los profesores (cinco años de estudios universitarios a tiempo completo). Para ser maestro de primaria se requieren seis años de carrera: 6.400 horas de formación. El profesor de secundaria se forma en las facultades de su especialidad, y después de superar la prueba de acceso, entra en la Facultad de Educación, donde debe superar 1.400 horas de formación pedagógica.
Una vez con el título en la mano, no hay oposición para entrar en un centro educativo y adquirir la categoría de funcionario público municipal porque son los directores de los colegios los que eligen al profesorado, situando a los más competentes en los primeros cursos de primaria, considerados los fundamentales para sentar las bases de la educación del niño.
Datos extraidos de Consumer.esEROSKI
www.consumer.es

1 comentario:

abuelonet.es dijo...

Es de alegria saber que los alumnos filandeses sean los más preparados del mundo en torno a la educación, su país se nota que evaluan a la educación más que a otros temas menos culturales.
Animo a ese país por querer engrandecerse día a día con más apoyo de sus dirigentes.
Besos, ánimo y adelante Fransciska

Evaristo Valle