Las realidades del vivir cotidiano vistas con humor, no dejan de ser realidades pero son más amables. La sociedad está llena de héroes desconocidos, a ellos quiero dedicar mi atención. La poesía tendrá aquí un pequeño espacio.

miércoles, 23 de mayo de 2007

Naturaleza mágica: el sentir de los electrones

"Fragmento extraído de www.caosyciencia.com, publicación divulgativa del instituto de Astrofísica de Canarias". Autor: Octavi López Coronado.
Los electrones sienten. Y eso ya es algo que pone la piel de gallina. Un electrón, sea lo que sea en realidad, siente la presencia de otro electrón y se ve repelido por él. Aunque no se toquen y haya una buena distancia entre ellos. Los físicos estuvieron mucho tiempo dándole vueltas al asunto de la acción a distancia, difícil de aceptar, hasta que inventaron el concepto de campo.
Con el campo ya no es necesario que el electrón efectúe ninguna acción a distancia. Simplemente basta con asumir que lo que hace un electrón es modificar las propiedades del espacio que le rodea de modo que, cuando pasa otro electrón por allí cerca, lo que siente no es su presencia, sino la de un campo eléctrico. Es como si al entrar en una habitación detectamos otra persona por su olor. Lo que percibimos es el olor que desprende, no la persona misma.
Hay un campo físico que todos sentimos con mucha intensidad: el campo gravitatorio. Lo que notamos no es la presencia de la Tierra sino un cierto peso que nos atrae hacia ella. Con el concepto de campo, es el propio espacio el que tiene unas propiedades físicas que actúan sobre las cosas, ya sean los electrones o nosotros mismos.
Si ya hemos incorporado el concepto de campo, nada mejor que un poco de mecáanica cuántica para dar un nuevo vuelco a esa intuición. En 1.959, dos físicos en Israel, Yakir Aharonov y David Bohm, se dieron cuenta de que los electrones pueden llegar a sentir incluso campos electromagnéticos escondidos, es decir, campos que existen en algún lugar, pero que son nulos allí donde están los electrones. Con la física clásica aceptamos que un electrón puede sentir la presencia de otro a una cierta distancia gracias al concepto de campo. La mecánica cuántica indica que un electrón puede detectar la presencia de un campo desde un lugar donde éste es nulo.
Si se quiere leer todo el artículo, ir a www.caosyciencia.com

3 comentarios:

El Mostro dijo...

¡Si, si! dos electrones se encuentran y se miran y se atraen y tienen antimateria!

duarte dijo...

A mí me resulta muy sugerente la teoría de David Bohm sobre el orden implicado y el orden superimplicado, que permite conectar los principios de la física cuántica y de la mecánica con las bases budistas de la existencia. Te lo recomiendo.

Franziska dijo...

Duarte, no te tengo en mis links y no soy capaz de localizarte. Por favor, dime cuandote sea posible cuál es tu dirección. Gracias.

Ya he localizado la editorial y el título del libro de David Bohn.

Evaristo Valle