Las realidades del vivir cotidiano vistas con humor, no dejan de ser realidades pero son más amables. La sociedad está llena de héroes desconocidos, a ellos quiero dedicar mi atención. La poesía tendrá aquí un pequeño espacio.

miércoles, 12 de septiembre de 2007

Los sueños del Emperador Qin Shihuangdi










Los sueños del Emperador Qin Shihuangdi

Qin Shihuangdi soñaba con ser el emperador del mundo y con gobernar, además, en la eternidad, por esta razón decidió hacerse acompañar por toda su armada y séquito en el más allá.






150 figuras de terracota provenientes de la tumba del primer emperador chino se expondrán en el Museo Británico a partir del 13 de septiembre hasta el 6 de abril de 2008.









Las figuras de arcilla fueron construidas entre el 220 y el 210 antes de Cristo y han permanecido sepultadas en Xi’an, en el centro de China hasta 1974. De los 7.000 figuras de terracota del legado de Qin, compuesta por soldados, oficiales, músicos y acróbatas nos dan una idea del sequito del emperador Qin (se pronuncia Chin y de su nombre se derivó el de China).

El Primer Emperador Qin introdujo la idea del estado unificado creando el imperio chino en el año 221 antes de Cristo. Las figuras, todas diferentes, muestran desde el campesino alistado a la fuerza; a los oficiales con el rostro más refinado; y a los generales con la barba del pensador o del estratega. Los brazos, manos, pies, piernas, cabezas de los soldados de terracota se construían por separado y después se montaban en una inmensa cadena de montaje. Se necesitarán, por lo menos, otros treinta años de excavaciones para sacar a la luz a todo el ejército. Los arqueólogos chinos prosiguen su lenta tarea a fin de innovar su tecnología y encontrar el modo de preservar los colores esmaltados de los guerreros.












10 comentarios:

peregrina dijo...

Què bueno Franzila! Las famosas figuras de terracota.Según una antigua tradición histórica, cerca del pueblo de Lin Tong, bajo un montón de tierra se encontraba sepultado el primer emperador de China. Las leyendas tenían razón: era el primero de los 7.000 guerreros de terracota que montaban guardia en el mausoleo del emperador Qin Shi Huangdi.
Este tipo de posteos son los que se disfrutan con gozo.
Un abrazo maja.

Pedro dijo...

buenisima tu entrada fran...interesante hasta el hartazgo...
y gracias por seguirme visitando...te respondi en los comentarios de el camino final
bendiciones

abuelonet..com dijo...

Hola amiga Francisca, ha sido un buen agrado recibir tus letras felicitándome por mi primer aniversario en mi blog.
Un gran abrazo tanto de María como mio.

abuelonet..com dijo...

Gracias por enviarme ese abrazo lleno de cariño hacia este abuelo.
Un abrazo del abuelo Andrés, sigo leyendote.

Monica dijo...

Que buen artículo Fran, la verdad es que los pueblos orientales eran un dechado de paciencia, hace un tiempo había leído sobre las famosas figuras de terracota, me alegra que me lo hayas recordado.
Gracias por tus visitas a mi blog.
Besos argentinos

Sol dijo...

Justo ayer conversaba con una amiga del trabajo que es china sobre estos soldados. Hace mucho que me muero con visitar ese país, ojalá se me cumpla el otro año.

Gracias por tu visita, espero que vuelvas.
Saludos.

Gasper dijo...

Obviamente no los vi cara a cara, pero conozco la historia y hasta tengo recortes de cuando se descubrió esta extraña maravilla.

Qué pensaría exactamente el emperador sobre la muerte y su viaje???

Abrazo y buen fin de semana

Franziska dijo...

El emperador Qin no alcanzó exactamente sus sueños, sin embargo, se encontró con lo que nunca había buscado: ser recordado, en la mayor parte del mundo, dos mil años después de su muerte como quien hizo posible que se legado cultural nos llegara a los hombres de hoy. Las figuras son bellísimas y todos los rostros son diferentes.

claudia dijo...

guauuuuuu!!!!
es increíble realmente!!
y apasionante leer cosas asi, gracias por publicar cosas tan interesantes, que de otra manera no me lo perdería de conocer

un besotazo mi mami cibernetica!!!

Kety dijo...

"En el pasado está el futuro"
Donoso Cortés.

Sin duda alguna, habrá descubrimientos nuevos, pero dudo que alcancen la magnitud de las antiguas. La paciencia es una de la virtudes que tiende a desaparecer. Esta obra ha requerido mucho arte y mucha paciencia.
Un abrazo
kety

Evaristo Valle